“El alma jamás piensa sin una imagen”, Aristóteles

Estas son las primeras líneas del espacio Maníacos del contenido audiovisual, y quiero empezar llenándolas con muchísimo contenido de calidad y, sobre todo, experiencia personal. Si has venido a jugar a cartas, puedes darte la vuelta (a no ser que seas un jugador de cartas interesado en el Marketing Audiovisual), pero si has venido porque tu curiosidad te lo pedía, te quiero aquí leyendo las primeras líneas de mi blog.

He decidido hablar de pensamiento visual y visual thinking, pues quiero que quede claro desde el primer momento de qué va a tratar Maníacos del contenido audiovisual y cuáles son los aspectos qué más aparecerán a lo largo de todas mis entradas. En este sentido, no hay mejor manera de empezar que explicando un poco qué es eso del pensamiento visual.

¿QUÉ ES EL PENSAMIENTO VISUAL?

El Visual Thinking es una manera innata que tenemos de pensar. Se trata de exponer nuestras ideas en dibujos o garabatos, siempre en objetos visuales. Es una manera de descubrir, generar, desarrollar y compartir ideas de una manera rápida e intuitiva. Digo que es una capacidad innata porque los hechos y la historia así nos lo demuestran.

Cuando somos pequeños descubrimos y aprendehemos gracias a las imágenes que se nos quedan grabadas en la mente, el lenguaje pasa bastante desapercibido en nuestros primeros años de vida. Y es que las cifras muestran que retenemos un 10% de la información que oímos, un 20% de la que leemos y un 80% de la que vemos.

No cabe duda de que somos animales visuales, pues de toda la información que recibimos en nuestro cerebro, el 90% es visual, permitiéndonos al mismo tiempo tener una capacidad de procesar esa información mucho más rápida que si fuera texto.

De hecho, si nos remontamos a las primeras páginas de nuestros libros de Historia del colegio, podemos percatarnos de que nuestra manera de comunicarnos estaba lejos de ser la escrita. Hemos empezado a comunicarnos con imágenes desde el principio, y seguimos haciéndolo. No hace falta que nos vayamos muy lejos: las nuevas tecnologías nos han abierto los ojos hacia un mundo en el que el contenido audiovisual es el rey más deseado. Al fin nos hemos dado cuenta de que es verdad eso que decían de que “una imagen vale más que mil palabras”.

 

PENSAMIENTO VISUAL Y MARKETING AUDIOVISUAL

 

No soy mucho de definiciones y charlas de libro, por lo que mis entradas irán dirigidas a la reflexión, a que te encuentres con el problema y decidas cambiarlo.

Fíjate lo importante que es el pensamiento visual. ¿Cuántas veces lees un artículo/noticia/post entero y cuántas decides ver un vídeo que te cuente lo mismo? La respuesta es bastante clara. Las imágenes nos ayudan a organizar nuestras ideas, nos facilitan innovar y nos proporcionan un conocimiento superior a cualquier texto.

En los últimos años, han cobrado muchísima importancia las Redes Sociales que juegan con el contenido audiovisual, como Instagram, Snapchat o Periscope (estas últimas pintar ser las promesas del 2017; estaremos al tanto de ello). De hecho, en el caso de Instagram, empezó exclusivamente con fotografías, permitiendo después la publicación de vídeos inferiores a 30 segundos, y acabando ahora con una propuesta muy llamativa: la posibilidad de contar historias en directo, en vídeo o con imágenes. (Para qué contártelo si te puedo enseñar un vídeo. No me digas que no lo agradeces…)

Facebook, por ejemplo, permite también desde no hace mucho tiempo publicar historias en directo. De estas ventajas se han aprovechado mucho los medios de comunicación online más importantes del país: El País y El Mundo (hablaremos sobre este tema la semana que viene en ‘Un consejo para los medios’, la cita será el próximo jueves 2 de febrero, por si quieres apuntártelo). Con esto quiero decir que poco a poco nos estamos dando cuenta de que el contenido audiovisual prima en cualquier situación.

A mí me dijeron una vez que estaba equivocada cuando decía que muy poca gente lee los artículos enteros, y que lo que los usuarios buscan y quieren es información sencilla, concisa y fácil de entender; esquematizada, al fin y al cabo. ¿Cómo conseguimos eso? A través de imágenes, murales, esquemas visuales y vídeos. Sin duda, contenido audiovisual. El marketing de contenidos está muy bien, dando por sentado que el contenido es de calidad, pero si le sumas el marketing audiovisual, está requetebién.

 

UN ENCUENTRO CON EL PENSAMIENTO VISUAL

 

Esta semana he viajado a Valencia con motivo de un evento gastronómico. Dio la casualidad de que me encontré con una persona diferente y especial, que estaba intentando fomentar el pensamiento visual en todos los ámbitos. Su labor era plasmar en un mural, lo que iba diciendo el profesional gastronómico en su ponencia. Es decir, mientras el invitado contaba su charla preparada, este chico misterioso dibujaba una especia de esquema con motivos visuales en la pantalla, a tiempo real, de tal manera que ayudaba al público a mantener la atención.

Tal fue mi curiosidad que me acerqué y empecé a charlar con él. Al final de la conversación saqué dos conclusiones muy importantes que me llevan a estar ahora escribiendo sobre el Visual Thinking:

  1. Utilizar el pensamiento visual y los contenidos audiovisuales es en la actualidad tan básico como beber agua o ponerse un abrigo si tenemos frío.
  2. Sin imágenes no tenemos, ni por asomo, la capacidad de reflexión que tenemos con ellas.

Lo cierto es que este sistema de plasmar los conceptos básicos cada vez se está utilizando más en las grandes empresas, tanto para reuniones o como nuevo método de comunicación. Tranquilo, porque esta persona misteriosa no va a desaparecer antes de que pasar por Maníacos del contenido audiovisual a contarnos más sobre esta técnica de comunicación y marketing. Os iré informando y concretaremos cita.


Esto es una pinceladita de lo que opino yo sobre el marketing audiovisual y el pensamiento visual. Quiero que me critiques, que expongas tus opiniones y, sobre todo, que podamos reflexionar juntos.

PD: Veo que no has andado muy avispado. ¿Qué hago yo hablando sobre la importancia del contenido audiovisual en un texto de mil y pico palabras? De los errores se aprende: la semana que viene sorpresita en mi canal de Youtube.

Haz que tus amigos lo conozcanShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+