Este domingo, 26 de febrero, se celebra la gala de premios más prominente y prestigiosa del mundo. La gala de los Oscars se festeja cada año en Los Ángeles en el emblemático Dolby Theater, donde centenares y centenares de actores, actrices, directores y miembros del mundo cinematográfico se juntan para disfrutar de unas horas muy emotivas, culturales y, últimamente, politizadas.

La 89 edición de los premios de la Academia de Hollywood llega en un momento delicado, apenas un mes después de que Donald Trump se proclamase Presidente de los Estados Unidos, y las controversias que ha generado con casi todas sus decisiones, sobre todo, las que a temas migratorios se refieren. En este sentido, muchos actores han aprovechado otras ceremonias en las que han participado para lanzar “mensajes antitrump”.

Uno de los ejemplos más recientes y sonados es el discurso que la actriz Meryl Streep se marcó en los Globos de Oro. No tuvimos que esperar mucho tiempo para ver la respuesta de Trump vía Twitter, invitando a más discusión y controversia. Sin entrar mucho en esta materia, cabe destacar que la gala de los Oscars pinta ser una ceremonia cargada de emociones y mensajes contra el Presidente de EEUU.

¿Por qué hablo de esto? Porque es una manera extraordinaria de hacer marketing. ¿Qué buscan? Lanzar un mensaje. ¿Cuál es el mejor medio? Una ceremonia que tiene un alcance bestial. Millones de miradas estarán pegadas a las pantallas de la televisión la tarde del domingo (en Estados Unidos) o la madrugada del lunes (en España). Es una ocasión magnífica para soltar el discurso más rompedor.

 

OSCARS 2017: LAS MARCAS MÁS AUDACES

 

Las marcas más potentes luchan por estar en la ceremonia de los Oscars. Al igual que en la Super Bowl que se celebró hace pocas semanas, los premios de la Academia tienen muchísima repercusión a nivel mundial y el marketing más ingenioso busca su hueco para destacar. ¿Qué ocurrirá este año?

Me encanta estar pendiente de estos grandes acontecimientos porque la creatividad y el ingenio se convierten en los grandes protagonistas. Así es como presentó la Academia este año la noticia de quién iba a conducir la gala el 26 de febrero. En el vídeo se ve al propio presentador, Jimmy Kimmel, preguntar a un despistado transeúnte si sabe quién va a estar al mando de la ceremonia. Fíjate en el pequeño spot, es increíblemente bueno.

LA ALFOMBRA ROJA

Uno de los atractivos de los Oscars es la moda, por lo que las marcas de este sector luchan por tener su “espacio publicitario”. Además de adornar el Dolby Theater una vez más, la joyería Swarovski tendrá su hueco en la alfombra roja. En concreto, serán Priyanka Bose y Emma Roberts las que lucirán piezas de la colección Atelier Swarovski.

Asimismo, la empresa cervecera Stella Artois participará en los Oscars debido a su colaboración con Water.org. La marca lanzará un mensaje para concienciar a los espectadores de la importancia de que todos los países podamos tener la oportunidad de beber agua potable. En este sentido, estará presente en la alfombra roja con Marchesa, diseño de moda que ha surgido a raíz de la colaboración con la ONG.

 

EN EL DOLBY THEATER

 

Como he mencionado antes, Swarovski es también un actor clave dentro del teatro. Sus cristales han adornado el escenario durante 10 años. De hecho, el año pasado reunieron más de 110.000 gemas. Estaremos pendientes de cómo aprovechan el espacio este año.

Por su parte, cabe destacar el papel de Rolex en los Oscars, pues es el patrocinador oficial por segundo año consecutivo. El estilo clásico y la calidad extrema son los dos factores que quiere destacar la marca en la ceremonia. Además, Rolex organizará una serie de mentorias personalizadas para los actores emergentes.

Y para los que no tengan la ocasión de asistir a la ceremonia de los Oscars, la marca de relojes patrocinará una fiesta en Londres que será retransmitida en streaming. Otra estrategia de marketing muy inteligente: el streaming.

 

SPOT PUBLICITARIOS

 

Los anuncios durante la ceremonia de los Oscars cuestan 2,5 millones de dólares cada 30 segundos, y marcas como Adidas, Stella Artois, McDonalds, Samsung o Walmart son las privilegiadas de poder aparecer en el momento de más audiencia.

Los spots que van a lanzar cada marca son un misterio. Nadie ha querido desvelar nada, por lo que daré mis opiniones el mismo día de la gala. El que sí se conoce es el anuncio de Stella Artois. Como he mencionado en líneas anteriores, debido al acuerdo con Water.org, la empresa cervecera intentará lanzar un mensaje de paz y concienciar a las personas de lo importante que es el derecho a tener agua potable.

En este sentido, han impulsado una campaña bajo el título “buy a lady a drink”, junto con Matt Damon. Este es el spot que aparecerá durante los Oscars.

 

El marketing audiovisual de los Oscars 2017

El domingo pasado se celebró la gala de los Oscars, una noche que quedará en el recuerdo de todos por el error cometido al anunciar el premio a ‘mejor película’. Fue un final un tanto desconcertante. Pero no estoy aquí para hablar sobre eso, por lo que voy a ir al grano. ¿Cuáles fueron las marcas que mejor se lo montaron para aparecer en los Oscars? ¿Cómo y con qué material lo hicieron?

Rolex

Como viene comentado ya en líneas anteriores, Rolex fue el patrocinador oficial de la ceremonia más relevante del año. Este fue el spot que presentó, junto con James Cameron. El arte de contar historias:

Narra el arte de James Cameron de escribir historias, como Titanic o Avatar. Con este anuncio Rolex quiere transmitir el hecho de que “no solo marca el tiempo, sino que marca la época”.

 

McDonald’s

Con motivo del 50 aniversario de la hamburguesa Big Mac de McDonadl’s, la empresa ha creado un nuevo spot publicitario animando a todos, estén donde estén, y hagan lo que hagan, a consumir una Big Mac. ‘There’s a Big Mac for that’ se ha creado para los grandes eventos, como la Super Bowl o los Oscars.

 

Es un anuncio muy atractivo, dinámico y con mucho bien rollito. Ideal para potenciar la marca de McDonald’s y atraer a los clientes.

PD: La canción es muy pegadiza.

 

The New York Times

Esta campaña es la que más me impresionó de la gala de los Oscars; probablemente, porque yo misma soy periodista, y estos asuntos me tocan más de cerca. NYT lanzó su primer anuncio en televisión desde hace una década, por lo que el motivo debe de ser importante. Resulta que el medio de comunicación ha tenido que aguantar cantidad de palabras ofensivas por parte de Donald Trump. “FAKE news”.

Con el objetivo de demostrar la labor del periodismo y la búsqueda de la verdad, NYT lanzó este spot muy sencillo: fondo blanco con texto negro. Empieza con las palabras “la verdad es que nuestro país está más dividido que nunca”. Enseguida, la voz de una mujer lee la misma frase, en tono noticiero. Las líneas cambian pero “la verdad es que” se mantiene inmóvil.

Al acabar, deja un mensaje bien claro: “La verdad es dura. La verdad es difícil de encontrar. La verdad es difícil de saber. Y la verdad es más importante ahora que nunca”.

Algunas de las frases con las que yo me quedo: “La verdad es que los medios de comunicación son deshonestos”; “La verdad es que los hechos alternativos son mentiras”.

¿Qué te parece? A mí me encanta esta forma de comunicar por la que ha obtado en NYT. Mensaje claro, conciso, bien estructurado y sencillo. ¿Para qué más historias?

 

Cadillac

Cadillac nos sorprendió con dos anuncios la noche de los Oscars. El primero, de 30 segundos, y el segundo, de 1 minuto.

Este spot muestra las modalidades y funciones del nuevo coche de Cadillac, mientras que el segundo anuncio deja un mensaje bien claro a Trump y su equipo.

Durante estos días, hemos podido ver a las marcas, sobre todo las más relevantes, reivindicarse en las galas más importantes y populares. Cadillac no podía ser menos, por lo que lanzó en los Oscars un spot muy diferente al que estamos acostumbrados. Bajo el título “Carry”, el contenido audiovisual se centra en la igualdad de Estados Unidos dentro de su diversidad, haciendo hincapié en el hecho de que todos se respetan entre todos, y no existe la discriminación.

 

Samsung

Pero, sin duda, Samsung fue la estrella de las marcas la noche de los Oscars. Con 4 spot publicitarios, quiso mandar el mensaje de que los problemas de la batería del Samsung Galaxy Note 7 se han solucionado. Lo hizo de una manera muy original, lo que no es de estrañar si viene de Samsung.

Cada promoción está enfocada a un matiz distinto de la compañía. Comenzó con un anuncio formal del nuevo sistema de pruebas de seguridad de sus baterías, pasando por un spot sobre su plataforma de realidad virtual. La tercera promoción se centraba también en algo más formal explicando el sistema de calidad de Samsung; y para cerrar, un evocativo a los premios Oscars.

Los cuatro spots muestran la creatividad de Samsung intentando acercarse a la gala de los Oscars. Es una auténtica estrategia de marketing. Para mí, impresionate. A ver qué te parecen:

Oscars 2017: #merylsayshi

En definitiva, la gala de los Oscars fue una oportunidad irrechazable para mostrar el total desacuerdo con las ideas de Donald Trump. Desde el primer momento, el presentador Kimmel hizo alusión a todas las guerras que el Presidente de los Estados Unidos ha empezado a través de Twitter y sus “maravillosos” discursos.

Los actores, actrices y personal de la ceremonia quisieron también mostrar su opinión contraria a Trump con un lazo azul. La mayoría vestía un lazo azul a favor de los derechos civiles, pudiendo enseñarla en la Alfombra Roja y que todo el mundo lo viera. ¡Buen marketing!

Por su parte, Donald Trump no quiso comentar nada, y se mantuvo callado en toda la celebración. Estaba demasiado ocupado en una fiesta.

Haz que tus amigos lo conozcanShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+